miércoles, 26 septiembre 2018

Manejo del Viñedo

E-mail

 

Con asesoramiento altamente especializado y actualizado, se aplican las técnicas más apropiadas a cada variedad y en función del fruto que se quiere obtener. Desde el desarrollo del follaje para dejar pasar la luz solar a la colocación del enrejado de la planta, todo se tiene en cuenta para lograr y extraer la mejor personalidad de la uva, lo que otorgará mayor complejidad a los vinos.


vinedosSon numerosos los estudiados y celosos cuidados que recibe la planta que hasta se tiene en cuenta la densidad de ejemplares por hectárea.


Cosecha
Se realiza a mano, con cuidadosa selección de los granos, teniendo en cuenta también los horarios más apropiados para que el calor intenso no dañe los frutos y con el mismo fin, de estudian las formas de transporte más adecuados.


Exigencias de Clima y Suelo
En zonas montañosas se ven viñedos sólo hasta cierta altura. El clima impone límites de altura. Los límites macro climáticos determinados por la altura y la latitud son ampliamente rebasados en muchas regiones, por el hecho de que el viñedo se planta en pendientes muy bien orientadas.


Estas zonas disfrutan de un régimen térmico más elevado, sufren menos con las heladas invernales y las escarchas de primavera se secan rápidamente, de manera que la vegetación es más breve y el grado de azúcar más elevado. Se habla en estos casos de microclima.


En invierno, las temperaturas mínimas que puede la vid aguantar son de hasta 20 ºC. Por debajo tendrían lugar graves daños. Se consideran daños ligeros a la necrosis de la médula y el diafragma.


Producen graves daños las heladas por debajo de los 2 ºC después, de la brotación pues destruyen completamente la cosecha


Parásitos y Enfermedades
Los hongos pueden habitar en los restos de viejas raíces y dar lugar a infecciones y daños en las jóvenes estacas.


En todos los viñedos están presentes también las virosis. El vehículo de transmisión de las virosis a las nuevas estacas lo constituyen las viejas raíces, que pueden permanecer en el terreno perfectamente vivas durante más de un año y una vez muertas dejan residuos dañinos durante bastantes años, especialmente los nematodos que parasitan las raíces.


Una buena práctica es la fumigación del terreno. Ésta es obligatoria para las instalaciones de material de propagación, sea la que sea la presencia de nematodos o virosis. Se usan fumigantes de tipo y fórmula diversa, en forma líquida o granular.

 
Red de Sitios Latinos
 
Latinos