El Vino y la salud

Viernes, 18 Julio   

Las calidades del vino que el hombre ha producido, a lo largo de la historia, serían posiblemente consideradas menos que mediocres para nuestros exigentes paladares de hoy.

Haste el siglo XIX, la mayoría de los vinos que se consumían eran siempre vinos jóvenes, del año, debido a las dificultades de conservación. Con Pasteur puede decirse que nació la moderna Enología, que es en cierto modo la medicina del vino.

El vino es y será un auténtico compañero para el hombre a lo largo de los tiempos, pues un buen vino es una alegría para el corazón y un solaz para el espíritu; y las regiones mediterráneas, que fueron crisol de la civilización y también de los grandes caldos; conservarán este patrimonio enológico.